Diferencias entre divorcio y separación
La forma más económica y efectiva de tramitar su divorcio
Con el divorcio se puede contraer nuevo matrimonio, con la separación no. Esta es una de las respuestas más
comunes que se producen a diario en quiénes tramitan procedimientos de separación y divorcio.
La pareja que va a iniciar el trámite de la ruptura de su matrimonio debe de estar segura del camino que quiere
seguir. Si lo que quieren es estar un tiempo separados, y regularizar dicha situación, lo más correcto es tramitar
una separación, pero si lo que desean es poner término al mismo, deberán solicitar el divorcio.

Separación y divorcio son prácticamente lo mismo, con la diferencia que el divorcio rompe el vínculo que une a los
cónyuges, y si con posterioridad desearan reanudar su vida, tendrían que contraer un nuevo matrimonio.
Sin embargo, con la separación tan solo tendrían que presentar un escrito indicando que desean poner fin a la
separación, y volver a la situación anterior. En este caso deben de tener muy en cuenta, que de estar casados en
régimen de gananciales, el dejar la situación de separación legal, pasaran a un régimen de separación de bienes,
por lo que si no quieren estar en dicho régimen deberán acordarlo.
¿Qué es un convenio regulador?
Para poder tramitar un Divorcio / Separación / Modificación de Medidas debe de presentarse un convenio
regulador pactado por ambos cónyuges de Mutuo Acuerdo; tanto en el supuesto de presentarse por ambos, o por
uno con el consentimiento del otro..El artículo 90 del Código Civil establece que el convenio regulador deberá
contener al menos los siguientes extremos:

El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de
comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.

Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta,
siempre, el interés de aquéllos.

La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.

La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su
caso.

La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.

La pensión que correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges.

A pesar de firmar de mutuo acuerdo el convenio regulador, el juez puede oponerse al mismo, y será preciso
redactar un nuevo convenio, para que sea nuevamente revisado por el juez.

Puede ocurrir que uno los cónyuges / pareja no ratifique el Convenio, y en tal caso se tendrá que acudir a la vía
contenciosa, dado que se procederá al archivo del procedimiento.
Modificación de las medidas definitivas
Las medidas definitivas son aquellas que han sido acordadas o establecidas en una Sentencia de Divorcio y/o
Separación, encontrándose referidas a pensiones, tanto compensatorias como alimenticias, régimen de visitas,
guarda y custodia de los hijos habidos, pago de cargas matrimoniales, ...

Una vez que las mismas son firmes, se podrá pedir la modificación, bien por solicitud de una de las partes, es
decir de una forma contenciosa, o bien de mutuo acuerdo.

En nuestra página tramitamos las modificaciones de mutuo acuerdo, y en tales circunstancias los trámites serán
los mismos que un divorcio o separación que se haya presentado de mutuo acuerdo.
¿Cuánto tiempo tenemos que esperar para solicitar la
separación o divorcio desde que se contrajo
matrimonio? ¿Se tiene que alegar alguna causa?
Únicamente debe de haber transcurrido tres meses desde que se celebró el matrimonio, y no tiene que alegar
causa alguna para solicitar la separación o el divorcio.
¿Y para realizar una modificación de un convenio o de una medida fijada
en sentencia?
Dictada la sentencia se puede plantear la modificación. Únicamente tendrán que esperar a la firmeza de la
sentencia que se haya dictado. (No podrá realizarse mientras se haya interpuesto un Recurso).
¿Tenemos que estar separados mediante sentencia para poder solicitar
el divorcio?
No. En la actualidad pueden solicitar el divorcio sin necesidad de estar previamente separados legalmente.
Las pensiones alimenticias
Las pensiones alimenticias se dan cuando se tengan hijos menores, o mayores dependientes econonómicamente
de los padres, o en caso de existir hijos incapacitados.

Estas pensiones son abonadas por el cónyuge no custodio al que no la tiene.
El importe de las mismas no se encuentra regulado en ley alguna, debiéndose acordar entre los padres, conforme
a los ingresos de los cónyuges y los gastos de los hijos. No puede establecerse cualquier pensión, ni simbólica,
dado que en estos procedimientos interviene el Ministerio Fiscal, que al igual que el Juez podrán oponerse de
fijarse una pensión que sea inapropiada.

Se debe de tener en cuenta que alimentos no es solo comida, sino todo aquello que es indispensable para el sustento,
como es el vestido, alojamiento, educación, asistencia médica, …

La pensión alimenticia se fija en el Convenio por medio de un porcentaje de los ingresos, o una cantidad fija mensual
actualizable anualmente conforme a IPC.
Se aconseja que se diferencie la cantidad o porcentaje a abonar a cada uno de los hijos del matrimonio, y no realizar
un pago global por todos.

Para el pago de la pensión alimenticia puede pactarse la retención judicial, que supondrá el cobro inmediato de la
misma, a la vez que percibe el cónyuge obligado al pago sus haberes. En el convenio debe de indicarse, en el
supuesto de no acordarse la retención judicial, la fecha del pago de la pensión. (Por ejemplo.- En los cinco primeros
días de cada mes.)


Puede pactarse en el convenio que el progenitor que no tenga en su compañía en los periodos vacacionales a los
hijos habidos en el matrimonio no tenga obligación de pagar la pensión alimenticia.

En caso de custodia compartida puede fijarse un fondo común al que contribuyen los padres en función de sus
ingresos, y que es administrado por quién en cada momento ejerce la custodia. En este supuesto debe de regularse
con máximo detalle.
¿Y los gastos extraordinarios de los hijos?
Se tienen que distinguir los gastos extraordinarios de los voluntarios o potestativos, ya que los primeros se
encontrarán incluidos en la pensión alimenticia.Los extraordinarios se encuentran en el deber alimenticio, pero
abonables con independencia y al margen de la pensión, y los voluntarios existirá la obligación de satisfacerlos,
por acuerdo de los padres.

Gastos extraordinarios

La pensión de alimentos está pensada para los gastos ordinarios, que son los que se definen como los
indispensables para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y educación.
Sin embargo existen otros gastos que se consideran extraordinarios, que no se dan de manera periódica en la vida
de los hijos, y que son de difícil previsión, pero que afectan al desarrollo del menor, tales como enfermedades o
prestaciones no cubiertas por la Seguridad Social e incluso seguros privados, y a modo de ejemplo, ortodoncias,
gafas y lentillas, sillas de rueda, …
En el Convenio se deberá de expresar si se abonan por mitad o en la proporción que acuerden los progenitores.

¿Quién se queda con la vivienda que ha sido hogar familiar?
De existir hijos menores de edad o mayores dependientes económicamente, la vivienda será atribuida al cónyuge
custodio. Ahora bien, lo que se atribuye es el uso y el disfrute, no la propiedad.
En caso de no existencia de hijos, o estos tuvieran vida económica independiente, la atribución se realiza al cónyuge
que se encuentre mas desprotegido económicamente.
En el supuesto de tener ambos cónyuges trabajo, y no se encuentra ninguno de ellos desprotegido, …, puede
venderse la vivienda y repartirse el importe de la misma.-

¿Cúales son las diferencias entre la patria potestad, guarda y custodia?
La Patria Potestad se refiere a los deberes y derechos en relación con los hijos menores y no emancipados,
incapaces y su protección. A efectos prácticos, sería la capacidad de decidir sobre ellos y representarlos a ellos y a
sus bienes. El objeto es el cuidado, educación integral y el desarrollo de los mismos. Implica además la guarda,
representación y la administración de sus bienes. La patria potestad es ejercida por ambos padres, pudiéndose
pactar que la misma sea ejercida por uno de los dos.
La Guarda y custodia es cuidar y asistir a los hijos, siendo independiente de la patria potestad. La guarda y custodia
puede atribuirse a uno de los cónyuges, compartirse entre ambos padres o a una tercera persona.
En la actualidad puede acordarse la guarda y custodia compartida, pero se debe de tener en consideración que la
regla general es la no separación de los hermanos.

SUCURSALES
ENLACES
Madrid Barcelona Sevilla Bilbao
Valencia Málaga Cordoba Cádiz
Jaén Granada Almería Huelva
Santiago Murcia Castellón Ceuta

Jerez Alicante San Sebastián.....
ATENCIÓN AL CLIENTE
* obligatorios
Copyright © 2013 Juristasexpress. Todos los derechos reservados.



En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 5 de la ley Orgánica 15/1999 de 13
de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter personal, Francisco José
Hernández Reyes, abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, colegiado
con carnet profesional 1.409, le informa que los datos de carácter personal que nos
ha proporcionado mediante la cumplimentación del formulario electrónico que
aparece en nuestro Web site serán recogidos en un fichero cuyo responsable
es Francisco José Hernandez Reyes, con las finalidades de información y
comercialización de los servicios ofrecidos en la Web.Podrá ejercitar los
derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación, dirigiéndose por
escrito a C/ José López Rodríguez 6, 1º G, 11100, San Fernando (Cádiz) o por
correo electrónico a info@expressdivorcios.com en los términos y condiciones
previstas en la Ley Orgánica 15/1999. Francisco José Hernández Reyes se
compromete a tratar sus datos de forma absolutamente confidencial y
exclusivamente para las finalidades indicadas.
Se le informa de que tiene implantadas las medidas de seguridad de índole técnica
y organizativas necesarias que garantizan la seguridad de sus datos de carácter
personal y eviten su alteración, pérdida, tratamiento y/o acceso no autorizado,
todo ello de conformidad con lo previsto en el artículo 9 LOPD y en el Real
Decreto 1720/07, de 21 de Diciembre, por el que se aprueba el Reglamento
de Desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.




Si en treinta días no hemos recibido ningún tipo de notificación, ni su email
con el formulario que a continuación se descargará cumplimentado, los
datos serán eliminados automáticamente de nuestras bases de datos.